Mar del Plata - Ushuaia, con escalas

Una singladura de aproximadamente 1300 millas náuticas.

Para continuar acompañando al Capitán Sigfrido Nielsen y al coordinador Aníbal Risso rumbo al sur, en Mar del Plata se bajarán del Caoba quienes estuvieron hasta ese momento, y se sumarán cuatro nuevos tripulantes: dos mujeres y dos varones, con experiencias previas de navegación oceánica.

La primera escala de esta singladura será de aproximadamente 470 millas náuticas hasta Puerto Madryn, en las que la tripulación deberá ir acomodándose entre sí, en su nueva dinámica y organizando las guardias y distribución de tareas, mientras el mar se torna cada vez más frío y los vientos cada vez más fuertes.

En Puerto Madryn se descansará y reabastecerá el barco, y esperamos encontrar toda la fauna marina que ofrece esa zona, estando particularmente atentas/os a las ballenas.

Prontas/os a partir, se embarcará una tripulante más, y ahora el grupo, compuesto por 7 navegantes, continuará su travesía.

Navegaremos así las 185 millas náuticas que llevan a Puerto Camarones y las islas en el extremo norte de la Bahía San Jorge, un bello lugar para fondear y recorrer la zona.

Desde allí, continuaremos 195 millas náuticas más hacia Puerto Deseado, que será el último descanso reparador antes de iniciar la última pierna de esta etapa: llegar hasta Ushuaia.

Esta será la pierna más larga y más dura. Tras unas 560 millas náuticas, ya arribando, pasaremos por el Estrecho de Le Maire el que separa la isla Grande de Tierra del Fuego, de la Isla de los Estados, comunicando el Mar Argentino con el mar de la Zona Austral. Este estrecho es un paso delicado por los escarceos que pueden producirse con vientos fuertes y corrientes encontradas.

Así, 1300 millas náuticas después de zarpar de Mar del Plata, mar, viento y convivencia, tocará descansar y revisar que todo en el barco esté listo para navegar algunas de las singladuras posibles del extremo sur del continente americano.